Codex Calixtinus : Libro Cuarto - Capítulo III (es)

                                                                CAPÍTULO III

 

  La ciudades y pueblos más grandes que entonces adquirió en Galicia se denominan vulgarmente así: Viseo, Lamego, Dumio, Coimbra, Lugo, Oresne, Iria, Tuy, Montadoñedo, Braga, la metropolitana; la ciudad de Santa María de Guimaräes, Coruña, Compostela, aunque todavía pequeña entonces.

 

  En España: Alcalá, Guadalajara, Talamanca, Uceda, Olmedo, Canales, Madrid, Maqueda, Santa Olalla, Talavera, que es fructífera; Medinaceli, esto es ciudad alta; Berlanga, Osma, Sigüenza, Segovia, que es grande; Avila, Salamanca, Sepúlveda, Toledo, Calatrava, Badajoz, Trujillo, Talavera, Guadiana, Mérida, Zamora, Palencia, Lucerna Ventosa, que se llama Carcesa y está en Valverde; Caparra, Astorga, Oviedo, León, Carrión, Burgos, Nájera, Calahorra, Urancia que se llama Arcos; Estella, Calatayud, Milagro, Tudela, Zaragoza, que se llama Cesaraugusta; Pamplona, Bayona, Jaca, Huesca, la de las noventa torres; Tarazona, Barbastro, Rosas, Seo de Urgel, Elna, Gerona, Barcelona, Tarragona, Lérida, Tortosa, la muy fuerte plaza de Berbegal, la plaza fuerte de Carbona, la de Oreja y la de Algayat; la ciudad de Adania, Isipalida, Escalona, la costa de Málaga, la costa de Burriana, la comarca de Cutanda; la ciudad de Úbeda, la de Baeza, Petroissa, en la que se hace una plata muy buena; Valencia, Denia, Játiva, Granada, Sevilla, Córdoba, Abla, Guadix, en donde yace San Torcuato, confesor de Cristo y discípulode Santiago, en cuyo sepulcro un olivo que florece milagrosamente se adorna con frutos maduros todos los años en el día de su fiesta, esto es, el dia 15 de mayo; la ciudad de Bizerta, en la que hay unos guerreros muy valerosos que son llamados vulgarmente Arrâbit; la isla de Mallorca, la ciudad de Bugía, que según costumbre tiene un rey; la isla de Gelves, Orán, ciudad que está en Berbería; Menorca, Ibiza, Formentera, Alcoroz, Almería, Almuñecar, Gibraltar, Carteya, Ceuta, que se encuentra en las regiones de España donde está el estrecho, e igualmente Algeciras y Tarifa.

 

  Aún más, toda la tierra española, es decir, Andalucía, Portugal, la tierra de los serranos, la de los pardos, Castilla, la tierra de moros, Navarra, Álava, Vizcaya, Vasconia y Pallars, se someten al imperio de Carlomagno.

 

  Todas las ciudades, unas sin lucha, otras con grandes batallas e insuperable estrategia, las conquistó entonces, excepto la mencionada Lucerna, fortidificadísima ciudad que está en Valverde y que no pudo tomar hasta lo último. Pero finalmente llegó junto a ella, la sitió y mantuvo el sitio por espacio de cuatro meses, y tras elevar sus preces a Dios y a Santiago, cayeron sus murallas y permanece inhabitable hasta hoy en día, pues en medio de ella surgió un estanque de aguas negras en donde se encuentran grandes peces negros. Sin embargo, algunas de las referidas ciudades las conquistaron antes de Carlomagno otros reyes galos y emperadores teutones, y se conviertieron después al rito de los paganos hasta la llegada de aquél. Y después de su muerte, muchos reyes y príncipes combatieron a los sarracenos en España; pues Clodoveo, primer rey cristiano de los francos, Clotario, Dagoberto, Pipino, Carlos Martel, Carlos el Calvo, Ludovico y Carlomán en parte conquistaron España y en parte la perdieron; pero sólo Carlomagno subyugó toda España en sus tiempos. Estas son las ciudades que él maldijo después de conquistarlas con laborioso esfuerzo, y por ello hasta hoy sin habitantes: Lucerna Ventosa, Caparra, Adania.

    

  retour à Codex IV. es

  home

                                                                       06/01/2013

delhommeb at wanadoo.fr