Codex Calixtinus : Libro Tercero (es)

 

                                           EMPIEZA EL LIBRO TERCERO DE SANTIAGO

 

  Capítulo I.  La gran traslación de Santiago.

 

  Capítulo II. Carta del Papa San León.

 

  Capítulo III. De las tres festividades de Santiago y de la procesión del rey Alfonso.

 

  Capítulo IV. Acerca de las caracolas de Santiago.

 

 

                         EMPIEZA EL PRÓLOGO DEL BIENAVENTURADO PAPA CALIXTO

                                    SOBRE LA GRAN TRASLACIÓN DE SANTIAGO

 

  No he querido excluir de mi códice la traslación de Santiago, puesto que en ella se narran tantos prodigios y testimonios para gloria de Nuestro Señor Jesucristo y del Apóstol, y porque tampoco difiere gran cosa de la carta que se intitula con el nombre de San León. Más sépase que Santiago tuvo muchos discípulos, pero doce especiales. A tres se dice que los eligió en tierras de Jerusalén; de los cuales, Hermógenes, nombrado obispo, y Fileto, archidiácono, después de su martirio en Antioquía, adornados con muchos milagros, descansaron de su santa vida en el Señor; y el bienaventurado Josías, maestresala de Herodes, murió en compañía del Apóstol, laureado con el martirio.

 

  A nueve, empero, se dice que los eligió el Apóstol en Galicia durante su vida; siete de los cuales, mientras los otros dos se quedaban en Galicia para predicar, fueron con él a Jerusalén, y después de su pasión trajeron su cuerpo por mar a Galicia; y acerca de ellos escribió San Jerónimo en su Martirologio, cual lo aprendió del bienaventurado Cromacio, que, después de sepultado en Galicia el cuerpo de Santiago, fueron ordenados con las ínfulas episcopales en Roma por los apóstoles Pedro y Pablo, y fueron enviados a predicar la palabra de Dios a las Españas, todavía sometidas al error gentil. Finalmente, pues, tras haber ilustrado a muchos pueblos con su predicación, murieron precisamente el día quince de Mayo, Torcuato en Acci, Tesifonte en Vergi, Segundo en Abula, Indalecio en Urci, Cecilio en Iliberis, Hesiquio en Garcesa, Eufrasio en Iliturgis.

 

  Perdura hasta hoy un estupendo milagro en testimonio de su preciosa muerte. Pues, como se dice en la vigilia de su ya citada solemnidad, en la ciudad de Guadix junto al sepulcro de San Torcuato, detrás de la iglesia, todos los años un olivo que florece milagrosamente, se adorna con sus maduros frutos, de los que al punto se saca el aceite con que se encienden las lámparas ante su venerable altar.

 

  Los otros dos discípulos, en cambio, a saber, Atanasio y Teodoro, fueron enterrados, como se consigna en la misma carta de San León, junto al cuerpo del Apóstol, uno a su derecha y el otro a su izquierda. Y a nadie debe parecer que Atanasio sea Hesiquio, puesto que Hesiquio es uno, y otro distinto Atanasio.

 

  Pero hemos de decir qué sucedió en nuestro tiempo a cierto peregrino de Santiago respecto del libro de esta translación. Cierto clérigo conocido mío, devoto y peregrino de Santiago, queriendo llevar consigo a su patria esta traslación con algunos otros milagros del Apóstol, encargó en la misma ciudad de Santiago que se los escribiese a un copista llamado Fernando y pagó como precio veinte rotomagenses. Y como él, después de pagar el precio y recibir la copia, se pusiera a leerlo en voz baja arrinconado en un ángulo de la basílica apostólica, encontró en su faltriquera tantas monedas como al copista había dado; y no creyó que mortal alguno se los pusiera allí, sino que lo hizo el apóstol milagrosamente. por lo cual se cree que el santo Apóstol es generosísimo remunerador mediante gracias celestiales, puesto que tan pronto remuneró a su siervo con las terrenas.

 

                                                              FIN DEL PROLOGO

 

                                      --------------------------------------------------------------------------------

 

- Codex III. Cap I. es - La gran traslación de Santiago.

- Codex III. Cap II. es - Carta del Papa San León.

- Codex III. Cap III. es - De las tres festividades de Santiago y de la procesión del rey Alfonso.

- Codex III. Cap IV. es - Acerca de las caracolas de Santiago.

  

   retour à Q.Culture Codex

  home

                                                                       01/12/2011

delhommeb at wanadoo.fr