Consejos (Fabrega)

 

                                                        Consejos para la peregrinacion  

                                          (Fabrega. El Camino de S. Espasa Calpe 2004)

 

La preparacion previa

 

Informacion

Independientemente de las motivaciones de orden religioso o espiritual que lleven a emprender la ruta a Santiago, la significacion del Camino nunca podra apreciarse por completo sin conocer su historia y los innumerables testimonios monumentales y artisticos que pueden hallarse en el recorrido. Un libro o una buena guia ayudaran a que la peregrinacion sea una experiencia mas completa e inolvidable.

 

También es necesario decidir qué camino recorrer, en funcion de muchos factores (lugar de residencia, longitud y dificultad del itinerario, infraestructuras, forma de realizar la peregrinacion, condiciones fisicas, etc,). La informacion previa sobre todo ello, mediante una buena guia, resulta imprescindible. La inmensa mayoria de los viajeros elige el Camino Francés, desde Roncesvalles o desde Somport, que son los que hasta hoy cuentan con mejor infraestructura (cuidado y señalizacion de la senda, albergues, servicios). Sin embargo, en los ultimos tiempos la accion conjunta de las diversas Asociaciones de Amigos del Camino y las administraciones autonomicas y municipales estan potenciando otros recorridos, como el Camino del Norte, la Via de La Plata, el Camino del Sudeste y la ruta catalana del Ebro.

 

A pie, en bicicleta o a caballo

Éstas son las tres formas de realizar la peregrinacion que permiten ganar la Compostela, es decir, la certificacion de haber realizado el Camino cubriendo las distancias minimas exigidas para ello. De hecho, todos los que peregrinan a Santiago van a pie (77%) o en bicicleta (22,5%); las infraestructuras preparadas para acoger a caballos son escasas incluso en el Camino Francés, aunque han aumentado en Castilla y Leon y Galicia, lo que exige una especial planificacion de las etapas.

 

Actualmente muchas personas emprenden el Camino, o parte de él, por interés cultural, artistico y paisajistico, utilizando el automovil. Naturalmente, no pueden transitar con él por las sendas del Camino, sino por las vias de comunicacion mas proximas. Hay guias especificas utiles para esta forma de hacer el viaje; sin embargo, debe recordarse que los albergues de peregrinos solo admiten a peregrinos a pie, en bicicleta y en algunos casos a caballo, por lo que quienes se desplacen en automovil deben alojarse en establecimientos de hosteleria.

 

La época de la peregrinacion

La primera decision es la eleccion del año; si recae en Año Santo, la afluencia de peregrinos sera mucho mayor, con ciertas dificultades para el alojamiento en los albergues, pero a cambio se ganan las indulgencias.

 

La eleccion de la estacion es muy importante, en relacion con el Camino seleccionado y su perfil orografico. Las tres cuartas partes de los peregrinos optan por el verano, por razones evidentes de disponibilidad de dias de vacaciones. Menos de un cinco por ciento eligen los meses de octubre a abril, época en que no solo el frio es un inconveniente, sino sobre todo la lluvia y la nieve en las zonas montañosas (Pirineos, los montes de Lugo). En estos meses hay grandes problemas para hacer el Camino en bicicleta.

 

Los meses de verano aseguran - dentro de lo razonable - un buen tiempo, pero también presentan problemas de masificacion en los albergues. Debe tenerse en cuenta que la mayoria de quienes emprenden el Camino Francés parten de Roncesvalles o de Somport en el primer fin de semana de julio o de agosto, para llegar a Santiago en el término aproximado de un mes. Escalonar la salida permitira evitar los inconvenientes derivados de la saturacion de los albergues.

 

El buen tiempo también tiene inconvenientes; el calor y el sol pueden causar problemas a los peregrinos en un viaje tan largo, si no van convenientemente preparados. La primavera y septiembre son quiza los mejores momentos para hacer el viaje.

 

Planificacion de las etapas

Es un paso previo muy importante para el cual es necesario contar con una buena guia que informe sobre las caracteristicas geograficas del recorrido y las infraestructuras (albergues, servicios, etc.). Lo aconsejable es comenzar programando etapas cortas, en funcion de una apreciacion realista de las propias condiciones fisicas y las caracteristicas del terreno. La distancia normal a recorrer a pie en una etapa puede ir de 20 a 35 kilometros; en caso de ir en bicicleta de montaña, las etapas pueden oscilar entre 60 y 100 kilometros. En todo caso,  conviene no someterse a exigencias elevadas y planificar las etapas entre albergue y albergue. Ademas, la informacion previa permitira conocer anticipadamente los atractivos historicos, culturales y artisticos del tramo, por lo que hay que reservar tiempo para poder apreciarlos con el sosiego necesario.

 

Entrenamiento y cuidados fisicos

Caminar diariamente 20 kilometros o pedalear durante 60 son esfuerzos fisicos de cierta importancia; si se elevan las distancias hasta los 35 y 100 kilometros, respectivamente, el esfuerzo crece de manera exponencial. Por ello, es una imprudencia manifiesta iniciar el Camino sin una previa fase de preparacion fisica (dependiendo de la edad y las circunstancias personales, también es conveniente someterse a una revision médica), que debe incluir sesiones progresivas de marcha - cargando con una mochila con el peso real que se llevara en el viaje, al que luego nos referiremos - o en bicicleta, hasta poder realizar sin esfuerzos exagerados las distancias medias de las etapas.

 

Los pies deben ser objeto de un cuidado especial. Es muy recomendable caminar durante los dias previos a la partida con el mismo calzado que se utilizara en el viaje, que en ningun caso debe ser nuevo. Ademas, deben revisarse, especialmente las uñas, antes de la salida y acudir al podologo en caso necesario. Durante el viaje, los cuidados deben prodigarse. Es conveniente marchar con los pies lubricados con vaselina o otros productos analogos, especialmente los dedos; lavar y refrescar los pies durante el curso de la etapa, secarlos bien y utilizar calcetines que estén siempre secos, cambiandolos con la frecuencia necesaria, cuidando que no se formen arrugas dentro del calzado, y usandolos del revés, para que las costuras no entren en contacto con la piel. Al finalizar cada etapa, los baños en agua templada con sal y vinagre y luego un masaje con alcohol ayudaran a la recuperacion de cara a la jornada siguiente.

 

Por ultimo, la preparacion también ha de ser psicologica. El Camino debe emprenderse con ilusion por las grandes  posibilidades de disfrute que la experiencia puede deparar, pero también asumiendo de antemano las dificultades, molestias e inconvenientes de todo tipo que pueden presentarse, con el animo predispuesto para superarlos.

 

El equipaje

El peso mas recomendable para cargar en la mochila - no debe olvidarse que se trata de andar durante un periodo que puede llegar a treinta dias, a razon de un minimo de veinte kilometros diarios -, deberia equivaler al diez por ciento del peso corporal, con un maximo de nueve kilos. La seleccion del equipaje dependera de si el viaje se va a hacer en solitario o acompañado; en este ultimo caso, es recomendable compartir los enseres de uso comun y distribuir su carga entre todos los miembros del grupo.

 

También sera determinante la época del año en que se emprenda el viaje. Para hacer la peregrinacion en primavera y verano, entre abril y octubre, y con las limitaciones de peso antes señaladas, utilizando una mochila ligera y anatomica, deberian integrar el equipaje, necesariamente: botas de treaking ya usadas y adaptadas al pie; dos o tres camisetas de algodon; tres mudas de ropa interior; tres o cuatro pares de calcetines, preferentemente de lana; dos camisas; un pantalon corto y otro largo o desmontable; un jersey ligero; una capa de lluvia que cubra también la mochila; una chaqueta o cazadora y un pantalon impermeable; dos pañuelos; un bañador (en verano); un sombrero de paja de ala ancha o un gorro ligero y con visera; deportivas o sandalias para después de la caminata y chancletas; una toalla no muy grande; gafas de sol; una riñonera y un buen saco de dormir. Si la peregrinacion se realiza a principios de primavera y avanzado el otoño, es conveniente que el jersey sea grueso, que un pantalon sea de pana y llevar también un forro polar, gorro y guantes de lana.

 

Los elementos de aseo deberian incluir: jabon liquido o gel para cuerpo y cabello, de tamaño pequeño o mediano; esponja; desodorante; peine o cepillo pequeño para el cabello; pasta y cepillo de dientes; cuchilla

de afeitar; cortauñas; una pastilla de jabon para lavar la ropa; un rollo de papel higiénico; las mujeres deberan añadir también compresas o tampones.

 

El botiquin basico debe contener: crema solar de proteccion fuerte; crema para las quemaduras; tiritas; alcohol; gasas, esparadrapo de seda; Betadine; aspirinas; crema protectora contra los mosquitos y para las picaduras; un antihistaminico para las alergias; vaselina o ungüento para pies y tijeras pequeñas.

 

Otros elementos practicos a llevar son: guia del Camino; teléfono movil y cargador; aguja e hilo, seis mperdibles grandes y pinzas de tender ropa; una funda de almohada; una bolsa de plastico para guardar la ropa sucia; una linterna pequeña; un mechero; una navaja multiusos; un vaso de aluminio o hojalata; el bordon y la concha de peregrino; cuaderno de notas y boligrafo; tapones para los oidos (en los albergues se comparte el dormitorio con varias personas). También podrian incluirse una bota o cantimplora y una camara fotografica pequeña. En la mayoria de los refugios hay sartenes o cazuelas.

 

Si se hace el Camino en bicicleta, ademas de revisarla a conciencia antes de la partida, debe llevarse el casco obligatorio, un candado, la vestimenta de ciclista, herramientas y dos tubulares de repuesto.

 

Por ultimo, no hay que olvidar: el Documento Nacional de Identidad o Pasaporte; la cartilla de la Seguridad

Social y tarjeta de seguro médico; la credencial del peregrino; dinero en efectivo (no mucho) y tarjeta de crédito o de cajero automatico.

 

Durante la peregrinacion

 

Albergues

La tarjeta de peregrino debe obtenerse en el punto de inicio (albergues o Asociaciones de Amigos del Camino). Es conveniente informarse previamente. Los albergues generalmente abren a partir del mediodia y la mayoria cierran al anochecer. Es muy conveniente adaptarse a las normas de cada albergue y seguir las instrucciones del hospitalero o encargado responsable, adaptarse a la convivencia con otras personas y, aunque no se exija, dejar un donativo. Los albergues no admiten reservas ni permiten alojarse mas de una noche, salvo caso de enfermedad; los peregrinos a pie tienen preferencia sobre los ciclistas. Si se viaja en un grupo numeroso, cercano o superior a diez personas, en épocas de afluencia de peregrinos, sera preferible buscar alojamientos alternativos.

 

Vigilar

Es imprescindible vigilar atentamente la mochila y nunca separarse de la documentacion, dinero y tarjetas de crédito.

 

Para afrontar cada jornada

El principal requisito para afrontar cada jornada es la disposicion de animo y el buen humor. La distribucion

del tiempo dependera de la época de año y de la planificacion realizada previamente (extension del recorrido, lugares de interés y monumentos a visitar). En verano es recomendable comenzar temprano, para evitar en lo posible las horas de mayor calor. No es conveniente ducharse por la mañana, porque afecta al tono muscular, pero en todo caso no hacerlo con agua caliente, porque favorecera la formacion de ampollas. Antes de partir, es conveniente hacer ejercicios de estiramiento muscular durante algunos minutos. Si se ha acordado viajar en grupo, el ritmo de la marcha lo determina la persona mas lenta.

 

Alimentacion

La alimentacion, especialmente al mediodia y también en la cena, no debe ser copiosa; es conveniente que la ingesta sea rica en hidratos de carbono (pastas con salsas ligeras) y con mas componentes de azucares de lo normal, por su valor energético. Es recomendable llevar siempre algo de comida encima, no mucha, y agua.

 

El Camino

La senda del Camino esta indicada por las flechas amarillas. En prevision de su ausencia, es conveniente

informarse previamente sobre ello en el albergue antes de la partida y contar con una buena guia detallada.

Es fundamental respetar el medio ambiente por el que discurre el Camino, evitando tirar basuras y colillas. También es recomendable seguir un ritmo constante, el adecuado a las condiciones del peregrino, y no hacer paradas excesivamente prolongadas sin motivo justificado (visita a un monumento, etc.).

 

La credencial de peregrino

Este documento acredita la condicion de peregrino, es personal y se entrega solo a quienes realizan la peregrinacion a pie, en bicicleta o a caballo. Se puede obtener en el lugar donde se inicia el recorrido o a través de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago. Unicamente es necesario presentar el DNI. La entrega es inmediata, por lo general gratuita, aunque puede cobrarse una cantidad minima.

 

La credencial es imprescindible para alojarse en los albergues de peregrinos, de acuerdo a la capacidad de los mismos y al orden de llegada, teniendo preferencia los peregrinos de a pie. También sirve para obtener descuentos especiales en museos, monasterios y otros lugares del Camino. En los albergues se sella la credencial para acreditar el paso del peregrino.

 

En el Camino Francés, la credencial puede obtenerse en los siguientes lugares: Canfranc (oficina de turismo de Canfranc, estacion), Jaca (iglesia de Santiago), Roncesvalles (oficina del peregrino), Larrasoaña (albergue de peregrinos), Pamplona (albergue de peregrinos; Universidad de Navarra); Puente la Reina (albergue de peregrinos), Estella (albergue de peregrinos), Logroño (albergue de peregrinos), Santo Domingo de la Calzada (albergue de peregrinos de la Cofradia del Santo), Burgos (albergue de peregrinos de la Asociacion de Amigos del Camino de Burgos), Fromista (oficina del peregrino en el Monasterio de San Zoilo), Leon (albergue de peregrinos), Astorga (albergue de peregrinos), Molinaseca (albergue de peregrinos), Ponferrada (albergue de peregrinos), Villafranca del Bierzo (albergue de peregrinos Ave Fénix), O Cebreiro (albergue de peregrinos), Samos (albergue de peregrinos del Monasterio), Sarria (albergue de peregrinos), Portomarin (albergue de peregrinos).

 

La Compostela y la Fisterra

La Compostela es el documento, otorgado por la catedral de Santiago, que acredita que se ha realizado la peregrinacion. Para ello, es necesario demostrar, mediante la presentacion de la credencial de peregrinos sellada por los correspondientes albergues, que se ha recorrido un minimo de 100 kilometros a pie o 200 en bicicleta o a caballo, antes de llegar a Santiago. El origen de la Compostela data del apogeo del Camino, durante la época medieval, cuando realizar la peregrinacion era una señal de rango y motivo de consideracion social.

 

La prolongacion de la peregrinacion a Fisterra se acredita con la Fisterra, documento que puede obtenerse en el Ayuntamiento de esta localidad.

 

  retour à Q.Pratique Généralités

  home

                                                                       08/01/2011

delhommeb at wanadoo.fr