Camino de Madrid : topo (ACS Madrid)

 

 

   

- 01. Madrid - Colmenar Viejo (aprox. 35 km)

- 02. Colmenar Viejo - Cercedilla (aprox. 35 km)

- 03. Cercedilla - Segovia (aprox. 30 km)

- 04. Segovia - Sta. María la Real de Nieva (aprox. 32 km)

- 05. Sta. María la Real de Nieva - Alcazarén (aprox. 47 km)

- 06. Alcazarén - Simancas (aprox. 31 km)

- 07. Simancas - Medina de Rioseco (aprox. 44 km)

- 08. Medina de Rioseco - Sahagún (aprox. 67 km)

                                                      ----------------------------------------

  01. Madrid - Colmenar Viejo (aprox. 35 km)

  Nuestro Camino no sale de ningún punto determinado sino que está ideado para que cada uno comience desde la puerta de su casa. En cualquier caso, es aconsejable pasar antes de la salida por la parroquia de Santiago y San Juan Bautista en la plaza de Santiago (Ópera) o por la Iglesia de Santiago el Mayor (actualmente cerrada por  obras) en la plaza de las Comendadoras y solicitar allí la bendición del peregrino.   El peregrino debe dirigirse hacia la plaza de Castilla y poco después, camino de los hospitales de "La Paz" y "Ramón y Cajal" comienza la señalización con flechas Atravesamos el barrio de Fuencarral, dejando al final del mismo a la izquierda las instalaciones deportivas Santa Ana. Un camino nos conduce hacia la autovía de Colmenar que salvamos mediante un paso elevado junto a una gasolinera y nos adentramos en el barrio de Montecarmelo para dirigirnos hasta la tapia del cementerio de Fuencarral.

  En este punto giramos a la izquierda y nos dirigimos, descendiendo, a cruzar por un paso inferior a la M-40 y la la vía férrea. A partir de aquí debemos continuar por el camino, en progresivo ascenso, que se dirige hacia la esquina de la tapia del monte del Pardo. Nos encontraremos diversas desviaciones que evitaremos para seguir siempre por el camino principal (en caso de duda, dirigirse hacia la tapia que se ve desde bastante lejos y desde allí, seguirla en dirección hacia la vía del tren dejando aquella siempre a la izquierda).

  Desde este punto, el camino va encajonado entre la tapia y la vía durante un par de kilómetros hasta poco antes de apeadero del Goloso. Llegamos a una pequeña explanada donde hay una puerta cerrada que da acceso al monte del Pardo, y desde donde divisamos ya el apeadero citado hacia el que nos dirigimos. La vía ahora la llevamos a la izquierda y a la derecha tenemos la autovía de Colmenar. Proseguimos nuestro camino sin posibilidad de pérdida pues vamos encajonados entre vía y autovía (más cerca de ésta que de aquella) y

también compartimos camino con el carril bici.

  Llegamos así hasta Tres Cantos que queda al otro lado del camino y de la carretera. No obstante podemos acceder a la población (sobre todo si se piensa hacer aquí fin mediante un paso elevado que queda bastante lejos del centro.

  Nuestro camino no cruza sino que sigue por el lado izquierdo de la carretera y poco más alcanza un punto a la altura de la estación de cercanías de Tres Cantos en que giramos a la izquierda tomando un amplio camino que nos baja al arroyo Tejada para coger ahí una vía pecuaria que, tras ocho kilómetros, nos conducirá a Colmenar.

  La entrada a la población se realiza por el cementerio, ermita de Sta. Ana y el Lorenzo Rico. Tomando la C/ Sta. Ana subimos hasta la Iglesia. Luego, C/ Isabel la Católica, C/ Viento, C/ Reloj, Pza. Berenjena, C/ Colmena del Cura, Pza. Maestro Almeida, C/ Ronda Oeste hasta la C/ Pilar de Zaragoza donde giramos a la izquierda para coger al fondo la cañada que nos lleva hasta Manzanares el Real.

 

  02. Colmenar Viejo - Cercedilla (aprox. 35 km)

  Dejamos atrás Colmenar Viejo a través de nuevas urbanizaciones de pisos y adosados, muestra clara de la expansión de estos pueblos tradicionales que se empiezan a convertir en ciudades-dormitorio. Nuestro camino nos lleva rumbo hacia la sierra dejando a la derecha una pequeña explotación ganadera. Como un kilómetro más tarde nos encontramos una bifurcación y tomamos el camino de la derecha que nos permite franquear por un paso inferior la vía férrea Madrid-Burgos (a unos 1000 m. del cruce anterior). Sin mayores complicaciones y por un tramo de cañada muy agradable, contemplando ganado vacuno, llegamos a un puente sobre el río Manzanares tras pasar por debajo de la carretera Colmenar-Cerceda.

  Salvamos el río y 100 m. más allá cruzamos una carreterilla pobremente asfaltada que se dirige a unas instalaciones del Canal de Isabel II mientras que nosotros ascendemos por un camino que gira a la izquierda y en el que pronto encontramos señales de vía pecuaria y, a unos 300 metros, una explotación ganadera llamada «La Venta».

  A unos 1.500-2.000 metros de aquí, encontramos una bifurcación secundaria a mano derecha. Haced caso omiso y seguid por el camino principal que nos conduce hasta la entrada a la finca Valderrevenga que dejamos a la izquierda. Continuamos por nuestra senda como 1,5 km. más, hasta encontrarnos con un ramal a nuestra derecha que abandona claramente el camino que traíamos. Tomamos, pues, esta desviación que asciende suavemente hasta que alcanza una cota desde la que se comienza a divisar la población de Manzanares el Real.

  En nuestro descenso nos encontramos con ¡otra! bifurcación. Ambas rutas nos llevan hacia el pueblo, pero hemos marcado el camino más secundario (a la derecha) por ser más corto. Antes de llegar cruzamos un puente sobre el embalse de Santillana y luego la carretera Soto del Real-Cerceda. Justo a la entrada del pueblo y antes de cruzar el río que da nombre a este lugar tomamos a la izquierda un camino en el que nos encontramos con las ruinas de un antiguo castillo (no el famoso de aquí que se encuentra al otro lado de la localidad) y con las señales blanquirojas del GR-10 con el que coincidiremos hasta llegar a Cercedilla.

 

  03. Cercedilla - Segovia (aprox. 30 km)

  Desde Cercedilla, nuestro camino sube todo el valle de la Fuenfría sobre la traza de la antigua calzada romana, unas veces por camino y otras sobre pista asfáltica, con diferentes fuentes a lo largo del trayecto. Tras dejar atrás el Centro de Educación Ambiental "Valle de la Fuenfría", en algunos tramos queda al descubierto el primitivo enlosado romano.

  Así alcanzamos la Pradera de los Corralillos y en este punto, la calzada para peregrinos a pie sigue hacia el norte y los ciclistas deberán continuarán por la pista a la derecha conocida como carretera de la República para, tras un gran rodeo para ganar altura, coincidir con los primeros en el puerto de la Fuenfría (1796 metros), altura culminante del recorrido de nuestro camino.    

  En este punto comenzamos una larga bajada hacia Segovia. El camino va combinando pista con calzada romana (ésta queda a la izquierda) y, más abajo, tras la fuente de la Reina, con carreterilla asfaltada (aquí la calzada quedará primero a la derecha y luego a la izquierda).

  En el lugar denominado "Cruz de la Gallega" la carretera asfaltada se dirige a la derecha hacia Valsaí­n y el camino desciende por la ladera de una loma quedando a nuestra derecha el cerro de Matabueyes. Ya podemos ver la silueta de la catedral segoviana allá a lo lejos y el camino, suavemente, nos conducirá hacia ella.

 

  04. Segovia - Sta. María la Real de Nieva (aprox. 32 km)

  Abandonamos la ciudad del acueducto desde la Plaza de San Esteban descendiendo por el Paseo de San Juan de la Cruz y atravesamos la Puerta de Santiago encaminándonos hacia la vega del Eresma. Con el Alcázar a nuestra izquierda y el Monasterio del Parral a la derecha, nos dirigimos hacia el pueblo de Zamarramala pasando antes por la iglesia de la Vera Cruz.

  Llegando a esta localidad (realmente, un barrio de Segovia) se encuentra la ermita de San Roque con una lápida que reza lo siguiente:

 «No conozco a nadie que habiéndose acercado a este lugar no haya sido conquistado por esta vista sorprendente». (Robert Gillon), por lo que debemos aprovechar para contemplar por última vez en nuestro camino la bella capital segoviana.

  Nos dirigimos a la calle de la iglesia, que queda a nuestra derecha, y desde ahí­ vamos hacia las afueras del pueblo dejando el cementerio a nuestra izquierda. Pasamos por debajo de la circunvalación y llegamos luego a una bifurcación de caminos debiendo tomar el de la derecha. Un poco más tarde otra bifurcación y vamos hacia la izquierda (por la derecha volveríamos al pueblo) y todo derecho ya hasta llegar a Valseca. Tomamos la calle de la iglesia y al llegar a la plaza Mayor (ayuntamiento), giramos a la izquierda para salir del pueblo por la calle Los Huertos que nos llevará hasta esta localidad.

  Aproximadamente a dos kilómetros de Valseca, el camino hace un giro a la derecha a la altura de una explotación agrícola. Entramos a Los Huertos por una carretera que viene de Hontanares de Eresma y que, al llegar, gira a la izquierda y desaparece. Nosotros cogemos el camino que la sustituye y que deja un bar a mano izquierda y seguimos recto hacia la ermita de Nuestra Señora y hacia la antigua vía férrea, hoy desmantelada, Segovia -Medina del Campo. Antes, y a unos 500 metros de abandonar el pueblo, hacemos caso omiso a una pequeña senda que surge a nuestra derecha.

  Seguimos el antiguo trazado de la vía hasta el kilómetro 19,4 donde aprovecharemos una carretera y un puente para cruzar el Eresma. A unos 500 metros del puente, giramos a la derecha a la altura de una casa y un almacen alargado y nos adentramos en los aledaños de un pinar que, aproximadamente un kilómetro más tarde, atravesaremos girando a la izquierda tomando un camino que, todo recto, nos llevará hasta Añe.

  Salimos del pueblo por la carretera de Armuña que pasa sobre el río Moros. Tras un kilómetro y medio más por la carretera, giramos a la izquierda por una pista ancha que nos lleva derecho hasta Pinilla-Ambroz.   Aquí nos dirigimos a la iglesia del pueblo y junto a ésta (unos 30 metros antes) sale una pista que bordea, dejándolo a la izquierda, un pequeño promontorio que, tras pasarlo, nos permite divisar a lo lejos Sta. Mª de Nieva. Seguimos este camino no teniendo en cuenta una primera pista que cruzamos a unos dos kilómetros de Pinilla y que se dirige a Pascuales por nuestra izquierda. A unos setecientos metros de ese cruce viramos a la izquierda en una pequeña encrucijada que encontraremos y como cuatrocientos metros más tarde giraremos a la derecha para dirigirnos ya directamente a Sta. Mª la Real de Nieva, no sin antes cruzar por un paso elevado el trazado del AVE Madrid-Valladolid. No omitir en Sta. María la visita a la iglesia, con el sepulcro de la reina Blanca de Navarra, y a su claustro.

 

  05. Sta. María la Real de Nieva - Alcazarén (aprox. 47 km)

  Tras salir de Sta. María hacia Nieva tomamos un camino que sale a la izquierda de la carretera a unos doscientos metros del cruce, tras pasar unas granjas. Así, paralelos a la carretera, llegamos a Nieva y la atravesamos por el centro del pueblo para volver a tomar la carretera que lleva a Nava, justo a la salida del pueblo. En seguida encontramos un puente sobre el arroyo Balisa y, luego, giramos a la derecha para tomar un camino que se dirige a unos pinares y que, paralelo más tarde a la vía del ff.cc., nos conduce hasta Nava tras caminar durante varios kilómetros sobre la arena de los pinares resineros.         

  Salimos de Nava por la carretera de Navas de Oro, dejando a la izquierda la ermita del Santo Cristo. Pocos metros después giramos a la izquierda y abandonamos la carretera por un camino que salta sucesivos arroyos, pasa bajo las vías del AVE, y que nos lleva, unos cinco km más allá, a introducirnos en un pinar hasta encontrarnos con el cañón del río Eresma. Tomamos dirección NO, dejando el río y el cañón a la derecha, y siguiendo el curso del Eresma durante unos cinco kilómetros más hasta llegar a Coca.

  El camino desde Coca se adentra en el pinar por la orilla izquierda del Eresma. Hemos cruzado su afluente, el Voltoya, por un puente de la red señalizada de la 'senda ecológica de los pinares de Coca'. La magnífica torre de la iglesia de alumbra nuestras huellas. Como un kilómetro después, dejamos a la derecha una casa en ruinas llamada 'Casa de la Huerta de los Médicos'.

  Vamos abandonando el Eresma a medida que nos acercamos a Villeguillo, que será el último pueblo de la provincia de Segovia en nuestra andadura. Salimos de él por la carretera comarcal que se dirige a la vallisoletana localidad de Olmedo e inmediatamente nos incorporamos a un camino carretero que surge a nuestra derecha. Tras un kilómetro y medio, cruzamos el límite provincial de Valladolid. Es en este punto donde el camino aprovecha la Cañada de los Gallegos, topónimo que nos recuerda el trasiego de los antiguos segadores gallegos que transitaban esta ruta. En cinco kilómetros cruzamos, a la altura de su kilómetro 29, la C-112 que une Olmedo con Pedrajas de S. Esteban.

  A nuestra izquierda surge, en medio de la planicie, el Cerro 'La Cuesta'. A partir de la carretera se nos presentan dos opciones: marchar rectos por la cañada hacia la finca de labor de Valviadero y, tras tocar brevemente la N-403, Alcazarén, o tomar a la derecha la carretera C-112 y, tras unos cientos de metros sobre su arcén, quitarla por su izquierda para cruzar el río Eresma por el puente de Valdava y, tras remontar hasta un pinar, tomar después dirección NO un camino que nos conducirá cómodamente a Alcazarén.

 

  06. Alcazarén - Simancas (aprox. 31 km)

  Salimos de Alcazarén tomando como referencia el ábside, y la fuente que allí hay, de la Iglesia de San Pedro. Seguimos las flechas que nos llevan a cruzar la carretera N-403; dejaremos a nuestra derecha una fábrica de resinas y más tarde llegaremos a un depósito circular de agua, a ras de suelo, que también dejaremos a nuestra derecha. Mantendremos nuestro camino sin desviarnos y llegaremos a la puerta de la finca Brazuelas a la que bordea el camino, dejándola al costado izquierdo. En esta finca, aunque alejado de la visión del peregrino, se encuentra un cruceiro gallego y una imagen de Santiago.

  El Eresma volverá enseguida a surgir a nuestra izquierda a medida que progresamos por el pinar vallisoletano. Lo cruzaremos unos 2,5 km más adelante, una vez desemboquemos en la carretera VA-404 que une Matapozuelos con Mojados. A unos 500 metros de atravesar el río, tomamos a la derecha una pequeña cañada que, en 2 km, desemboca en el río Adaja cerca de su confluencia con el Eresma, junto a la ermita de Siete Iglesias. Sobre el Adaja, un pequeño puente de escasa luz invita, en sus remansos, a un tranquilo descanso. Nos quedan cinco km hasta Valdestillas por una cañada sobre terreno estepario acompañando al río Adaja.

  Atravesamos Valdestillas por todo su eje central norte-sur hasta recalar en la estación del ff.cc. Medina del Campo - Valladolid. Cruzaremos el puente bajo la vía del ferrocarril siguiendo la carretera VP-9003 a la cual iremos paralelos en nuestra ruta hacia Puente Duero, primero por la derecha y, una vez pasado por debajo del túnel del AVE, tomaremos el camino a la izquierda de la misma.

  En Puente Duero, cruzamos este río por el magnífico puente medieval que da nombre a esta antigua localidad, que fue anexionada al ayuntamiento de Valladolid en 1960, y tomamos un inmediato desvío a mano izquierda. Al fondo avistamos ya el castillo y villa de Simancas precedida de un generoso pinar en el cual nos adentramos. Discurrimos aquí por la zona de confluencia del Pisuerga con el Duero.

  Nuestra orientación entre el pinar culmina en la verja de un campo de deportes; aquí aprovecharemos para girar a la derecha hacia la carretera, que nos introducirá en Simancas después de cruzar el puente sobre el río Pisuerga.  Toca ahora subir en fuerte ascenso hasta la ciudadela de Simancas que, tras tortuoso pero espléndido callejeo entre casas blasonadas, nos llevará al Castillo, hoy Archivo Histórico Nacional.

  Para proseguir nuestra ruta, desde la fortaleza buscaremos el paso peatonal subterráneo a la autovía que une Tordesillas con Valladolid capital. Ya en el otro lado, nuestros pasos buscarán la salida hacia los campos que se abren en dirección a Cigüeñuela.

  (También existe la opción de, al abandonar Puente Duero, dirigirse a Valladolid siguiendo la señalización realizada con conchas de bronce por el interior del Pinar de Antequera y visitar así esta capital castellana.   Desde Valladolid, se puede retomar el camino en Simancas o en Ciguñuela, pero estas dos variantes no están marcadas)

 

  07. Simancas - Medina de Rioseco (aprox. 44 km)

  Abandonamos Simancas por el paso de peatones subterráneo que cruza la autovía y está situado enfrente del Archivo Histórico Nacional. Cruzamos, y, al otro lado, giramos a la derecha, seguimos la señalización y, tras una breve subida, torcemos a la izquierda. Cruzaremos terrenos parcelarios por un camino carretero que, en unos 2 km nos llevará a un cruce. Tomaremos el camino de la derecha y tras 4 km de inadvertida ascensión recalamos en el pueblo de Ciguñuela. El camino es ancho y llano y la torre de la iglesia de Ciguñuela, al fondo, nos servirá de faro orientador.

  Tras atravesar esta localidad, salimos de Ciguñuela por su parte alta hacia el oeste, dejando a nuestra izquierda una finca tapiada. Evitamos la bifurcación a la izquierda inmediatamente posterior y tras 400 m. hallamos una verdadera encrucijada de caminos en la que optamos, de nuevo, por el de la izquierda. A 1km. ¡otra vez! se presentan tres posibilidades. Elegimos el camino de la derecha que se pierde en toda su monótona rectitud hacia el áspero horizonte: no hay nada más hasta Wamba, de la que nos separan unos 5 km. La entrada, sin embargo, se hace más amena al tener que descender por la vaguada del arroyo Hornija.                                                                                              

  Salimos de Wamba por la carretera local de Peñaflor en dirección al cementerio. Inmediatamente, a la altura de una pequeña ermita, tomamos a la izquierda el camino de herradura que asciende un pequeño cerro, el alto de Meseta, y desde el que se divisa Peñaflor de Hornija, pueblo que se dibuja al fondo de la planicie a 7 km. El camino, un tanto árido, se estrecha antes de llegar y desciende a un barranco para iniciar la subida a la localidad.

  Para abandonar Peñaflor, descenderemos del espolón donde está ubicada esta población por su lado norte, en dirección al pequeño puente sobre el río Hornija. Cruzaremos dicho puente hasta llegar a un cruce de carreteras. A pocos metros las flechas amarillas nos sacarán del asfalto hacia la derecha. Comenzamos a remontar la pequeña ladera Este del árido valle del Hornija. Tras unos 1.500 m existe la posibilidad de girar a la derecha camino de Castromonte o seguir de frente para desviarse hasta el monasterio de la Santa Espina. En el primer caso, tras el citado giro a la derecha, recorridos unos 250 m, seguiremos el camino de la izquierda. Este camino nos conducirá directamente a Castromonte pasando por el paraje del caserío del Tenadillo, enclave arbóreo en medio de todo este desierto que invita a una agradable parada. Castromonte nos saluda con la esbelta torre de su iglesia desde hace varios kilómetros.

  Se deja Castromonte por la carretera de Villabrágima y Valverde de Campos y al poco de cruzar el puente sobre el río Bajoz, tomamos a la derecha por un camino carretero que remonta un pequeño valle y que como un kilómetro más tarde nos devuelve al páramo hasta un cruce donde hay que virar a la izquierda. Se sigue en dirección norte unos 3 km hasta llegar a otra bifurcación que, en este caso, es a la derecha y que desemboca en la Cañada Real Leonesa Occidental como a 1,5 km. Giramos aquí a la izquierda y desde aquí, nos quedan unos 2,5 km hasta Valverde de Campos.

  En Valverde de Campos buscamos el antiguo apeadero de la vía del ferrocarril a Medina de Rioseco, hoy desmantelado. Muy cómodamente seguiremos varios km. aprovechando el trazado que nos ofrece la añeja infraestructura de lo que fue un camino de hierro, hoy camino que florece tupido hacia la Vega del Río Sequillo. Nos cruzamos con la carretera VA-515 que en 2 km llega a Ríoseco. La línea desmantelada se convierte en ancho camino agrícola que sirve a las huertas circundantes a la villa. Un km más adelante se sale a la VA-505 y tras cruzar el río Sequillo se llega a la localidad.

 

  08. Medina de Rioseco - Sahagún (aprox. 67 km)

  Al salir de Medina de Rioseco, existen dos (o tres) opciones: la primera dirige sus pasos a Berrueces y desde allí a Moral de la Reina. La segunda, transita paralela al canal de Castilla y luego pasa por Tamariz de Campos.

  En la primera, tras Berrueces dejamos el pueblo por el camino que nace del cruce de carreteras hacia la Ermita de Pedrosa, pasando por la fuente de La Virgen. Hasta Moral de la Reina el Camino es árido, duro, repleto de toboganes incesantes. Si hemos ido por Tamariz, de allí nos dirigimos a Moral por pista agrícola paralela a la carretera por el lado de la derecha.

  Moral de la Reina es un pueblecillo simpático y agradable que conserva muy bien los tí­picos palomares de esta zona de campos, casi lindante con Palencia. El trato de sus gentes, como aquellos vecinos que nos ofrecieron sus cuadras y su fresquísima agua, hacen que este pueblo se haga merecedor de nuestra consideración peregrina. Salimos bordeando todo el lado oeste de la población por un claro camino de herradura evitando las bifurcaciones que aparezcan. La carretera discurre alejada 1 km a nuestra derecha. Son ocho kilómetros hasta Cuenca de Campos, sin que haya otra cosa reseñable a considerar.

  Una tercera opción (no aconsejable debido a su mal estado hasta Cuenca de Campos) sería utilizar la traza del abandonado ferrocarril Valladolid-Medina de Rioseco-Villalón, apodado "Tren Burra" por su escasa velocidad.

  La salida de Cuenca de Campos camino de Villalón se hace por la Ermita de San Bernardino entroncando, aquí sí, con la vía verde del ferrocarril desmantelado.

  Tras visitar Villalón de Campos, y desde su plaza Mayor, no dejando de admirar el fabuloso rollo gótico que la preside,  buscamos la calle que desemboca en la carretera de Fontihoyuelo. Tras 1 km aproximadamente, encontramos una fuente-abrevadero junto a un chopo centenario. Este pilón monumental llamado 'del Rosario', punto obligado de cita de los rebaños ovinos que pastan por los alrededores, constituye uno de los hitos recomendados para el descanso del peregrino 'de campos'.   

  En 6 km, dejando el inadvertido cerro Angulo a nuestra derecha, llegaremos a Fontihoyuelo. Siguiendo unos metros por la carretera desde el centro de esta población, nos incorporamos al camino que nace a la izquierda. Evitamos el camino que surge, en pocos metros a la izquierda, y que se dirige al cementerio. Avanzamos contemplados por un entorno de austeros palomares. El Camino aprovecha el hundimiento de terreno que provoca el arroyo Hondo y, más adelante, el arroyo de la Romacha. Cierto verdor impera al comienzo de este tramo. Pero dura poco. Avanzando 2 km nos topamos con una primera bifurcación de la que hacemos caso omiso. Seguimos recto hasta el segundo cruce, donde tomamos el ancho camino de la izquierda. En 4 km nos llevará a Santervás de Campos entrando por el cementerio.

  Desde Santervás podemos dirigirnos a Melgar de Arriba, último pueblo de la provincia de Valladolid, o dejarlo a nuestra izquierda y dirigir nuestros pasos directamente a Arenillas de Valderaduey. Para ello, dejamos Santervás por la carretera de Melgar y a unos 3 km. la carretera gira a la izquierda y nosotros seguimos recto con rumbo norte.

  Tras Arenillas nos dirigimos hacia Grajal de Campos siguiendo el camino de sirga del río, dejando éste a nuestra izquierda. Aquí, tras contemplar su castillo, tenemos dos opciones para llegar a Sahagún: una marcha recta por el camino de San Francisco y la otra se desvía en dirección noroeste visitando el monasterio benedictino de San Pedro de las Dueñas.

  A la entrada a Sahagún, en ambos casos, nos encontramos con el Santuario de la Virgen Peregrina. El fin de la tranquilidad y el Camino Francés, nos esperan. ¡Buen Camino, peregrino!

                        --------------------------------------------------------------------------------------------------

    

  retour à C.Madrid

  home

                                                                       01/12/2013

delhommeb at wanadoo.fr